1 de abril de 2009

SOMOS MÁS

Ojo mujer peruana:



Este fenómeno tiene explicaciones diversas. En la nota periodística se habla del punto de vista biológico, el de la estría terminal cerebral. Como dice cachosamente el artículo "los hombres que lo tienen más pequeño se inclinan a ser mujeres y viceversa."

Yo tengo una teoría más sociológica-psicológica que biológica: las transformaciones de los roles de género en favor de la mujer afectan al genero masculino de tal forma que, en el plano sexual, se busca recuperar los espacios perdidos en la suplantación o la simulación de la feminidad, o la sustitución de la propia masculidad. Dicho de otra forma: la mujer esta tan difícil ultimamente que nuestros machitos se ven obligados a buscar satisfacción con otros hombres con suplantaciones o simulaciones del rol sexual de la mujer, o sustituyendo el suyo propio por la llamada "disforia de género". Para mí esto explica el boom de las enclosetadas y los traveros en nuestro medio. Espero explicar esto más profundamente en otra ocasión.

Mi psicoloco alguna vez me dijo que lo mío comenzó con una capitulación de mi identidad masculina frente a la femenina en la pubertad, lo que provocó en mí el "impulso" de sustituir mi genero original. Pero mi teoría va más al hecho que cada vez son más los hombres adultos quienes sienten la necesidad de buscar otras alternativas a la mujer y a su identidad masculina.

Aunque el Perú no es precisamente la meca de los cambios de sexo, aquí también tenemos especialistas, así como un protocolo para el proceso de reasignación. Lo que sigue faltando es más bien un ambiente más abierto y menos "underground" donde l@s "disfóric@s" puedan explorar su opción. Nunca me cansaré en decir que el ambiente GLBT limeño no pasa de ser un gheto autosostenido como tal, que poco o nada hace para lograr la convivencia que tanto reclaman en sus marchitas. ¿Hasta cuando?

Etiquetas Blogalaxia:

1 comentario:

  1. Mi opinión va basada en cuanto a tu último parrafo sobre los colectivos gays en Lima. No funcionan porque sencillamente van arraigados a ideologías políticas de ciertos partidos que muchas veces financian estos colectivos pero no para "conseguir derechos" sino para armar espectáculos de cuarta categoría dizque en favor de la comunidad GLBT la cual no creo que exista en Lima como si sucede aquí en Barcelona. Ah! y no te olvides que cada colectivo se forra con las primas y donaciones que suelen recibir y cuando hay dinero de por medio, los derechos del resto se van a la mierda.

    ResponderEliminar