3 de noviembre de 2005

Sólo para Adultos

Aunque los chats ya no son lo que eran al principio, un espacio donde conocías gente de verdad y no la manga de aguantados "calientes" que se encuentra ahora (me refiero a ciertos salones del Yahoo-Chat, por si acaso), de vez en cuando se puede encontrar en medio del caos alguien interesante o que tenga algo más que decir que el "me das tu cam?".
Anoche que por enésima vez cedí a la tentación, visité los salones del chat conocí a "Playero" un lindo chico del sólido norte con quien conversé sobre sus líos amorosos, sobre su mala suerte en el amor, algo que en cierta forma compartía con él.
Aunque me decía que había andado con decenas de hombres (no le daba mucho crédito al respecto) me contó como fué que descubrió su orientación homosexual y como "habiendo conocido el amor" fue traicionado de la manera mas vil: descubrió que el tipo solo lo quería como juguetito sexual (cosa de todos los días, lastimosamente).
Aquello había marcado su vida y por eso sentía inseguridad y miedo cada vez que quería iniciar una nueva relación. Me sentí muy identificad@ con él ya que es difícil para nosotr@s iniciar o sobrellevar al menos una amistad con alguien para quien las relaciones sexuales ocupan el primer (y a veces único) plano. Naturalmente le pregunte por su edad, porque considero que esa clase de entregas y decepciones son comunes entre adolescentes. Sospechaba que tuviera mínimo 19 o 20 años, pero me quede helad@ cuando me dijo que tenía 15.

- Un momento me estas paleando, eh?

Pero la duda se despejó cuando compartimos cam y observé que para mi grande sorpresa el "Playero" no era un adolescente sino practicamente un NIÑO. De verás que la situación me pareció enervante pues aquí algo no estaba en su sitio: él por su precocidad (o calidad de víctima), o yo por tomarme las cosas tan a pecho.

Se me salió lo moralista pues, porque después de todo me considero una persona con valores. No me parecía en absoluto que a "tan tierna edad" este metiéndose en cosas de adultos. "Playero" se incomodó por el sermón que le daba. Eso sí: lo hecho, hecho está pero lo que no compartíamos era que su experiencia a tan temprana edad podría estar afectando toda su vida. Podrá ser que tenga 15, 16 o 17 pero eso de pensar solamente en sostener "encuentros agradables" por sobre otras cosas como el estudiar o querer realizarse en su vida, me hizo pensar que definitivamente algo esta yendo mal con él.
Y que estaba haciendo yo al respecto? Es inútil convencer a alguien empecinado en esas cosas. Empezamos a chocar y antes de desconectarse me gané una buena dosis de insultos y consideraciones hacia mi persona.

Vaya "pirañita", y pensar que comenzamos conversando de lo más lindo. Quienes diablos serán sus padres (si los tiene) que permiten al nene meterse por estos lares? Como me dijo "Playero" yo no tenía derecho a decirle nada porque había sido criad@ en "Cuna de Oro" lo cual debo tomar por cierto si considero que he tenido muchísima suerte en este tránsito por la vida.

Sin embargo no puedo evitar sentir bronca cuando recuerdo que por todas partes abundan los miserables que buscan con quien desfogarse, usarl@ como objeto de placer y despues desecharl@. Sí, a mí me pasó también y no fue nada agradable verme después como un juguete que cumplió su cometido. Que rabia.

Entonces me pregunto: ¿Será también por eso que renuncié a ser hombre?

8 comentarios:

  1. chibolo huevón.

    a lo mejor sólo fue puro floro, no te traumes.

    ResponderEliminar
  2. como dijo nuestra Miss Mundo ese pirañita seguro se vacilaba contigo.
    Los chibolos no saben lo que dicen, y por tanto no saben lo que hacen. El sueño de todo pedófilo.

    ResponderEliminar
  3. Guardo una especial con una gran persona que piensa que el objetivo, el fin último, la meta, no es ser chico o ser chica, sino en encontrar un equilibrio entre ambos. No renunciar a nada, coger lo mejor de ambas partes y llegar así a un estado superior, trascendiendo el simple cuerpo físico y sus atributos.
    Es difícil, no se plantea como algo sencillo y al alcance de la mano, pero de vez en cuando hago caso a esta idea. Por ese motivo, aunque tenga claras mis preferencias, yo tampoco renuncio de forma absoluta a mi legado masculino.
    Cuidado con los chats, traen más disgustos que alegrías. Te lo dice una veterana plena de experiencia que por nada, pese a momentos de debilidad, quiere recaer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. El que con niños se acuesta ...

    ResponderEliminar
  5. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  7. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar