6 de setiembre de 2007

RANKING DE CAS(H)ERITOS

Mi amigocha "Iris" (el nombre es falso pero el verdadero va por allí) me contaba sus cuitas por su relación que acaba de terminar. Iris es lo que se denomina una "putraca" que hacia sus contactos por internet. No es que le fuera fenomenal en el negocio pero tampoco podía quejarse pues le alcanzaba para estudiar en un instituto (de como las "chicas" como ella ahorran o invierten sus ganancias es otro cuento que tocaré otro día). La cosa es que llegó a relacionarse con uno de sus "caseritos", un sereno municipal. "Fruto" de esa relación Iris dejo su oficio por cierto tiempo, totalmente ilusionada en que las cosas podrían ser diferentes para ella.

La ilusión, como toda ilusión, terminó rapidamente y pronto se vió de vuelta al combate. El serenito, Maycol (el nombre es falso pero el verdadero va por allí... también) no le dió la seguridad suficiente pues lo que en un principio parecia amor de pareja se reveló en su cruda realidad: Maycol buscaba satisfacerse con nuestra heroína. Para él aquello era el único placer que podría darse.

Esto me motivó una reflexión. Las tracas estamos cada vez más solicitadas porque las mujeres normales estan cada día más difíciles para nuestros "machotes". Esto es fuente de una tremenda frustración para los hombres que ven en la "dificilidad" de encontrar pareja o satisfacción sexual una signo más de su fracaso (profesional, laboral, familiar, etc.). Hablo casi también por la experiencia de haber tratado con tipos que no soportaban que una traca les dijera NO.

Como Maycol, la mayoria de caseritos de Iris resultaron ser tambien tipos con oficios o profesiones "populares", por así decirlo. Un poco para ahogar las penas con algo de gracia decidimos elaborar un ranking basado en sus conocimento del oficio. El siguiente es un ranking no-oficial, full-empirico-hipotético, de "fans" de tracas:

  1. Serenos/guachis/"agentes de seguridad"
  2. Jovenes estudiantes (pandilleros, "curiosos", "aventajados", "atrevidos")
  3. Tios (muy probablemente casados)
  4. Obreros (taxistas, vendedores, etc.)
  5. Juguiplayers (los patitas que se computan la gran huevada o ricotones, o los que dicen buscar "nuevas experiencias")
  6. Otros
Yo hubiera puesto en primer lugar a los "obreros", pero Iris me asegura que no. Sus principales clientes eran serenos como su "ex" Maycol. A unos los contactaba por los canales usuales, pero a otros los conoció a través de los problemas propios de la profesión: batidas, detenciones, vigilancia, etc. En su clientela -dice- tenía a un par de tombos que conoció en sendas batidas y a los cuales no les cobraba en principio sino cuando empezaron a hacerse habituales.

Supongo que los investigadores de carrera podrán encontrar otro orden de "preferencias", pero no puedo evitar sorprenderme por el dato. Es obvio que las tracas estamos mal vistas por todos (incluso dentro del ambiente), pero ¿tenemos que servir de desfogue a las frustraciones de nuestra sociedad?

1 comentario:

  1. Anónimo2:59 p.m.

    Asu!! Que rico tirar con guachimanes, serenos y hasta policias..... me punto al caso!

    ResponderEliminar